Diagnóstico y Clasificación de la Enfermedad por Reflujo Gastro-Esofágico ERGE

Autor: Dr. Juan Antonio Sánchez Valle

*Algunos artículos pueden contener imágenes altamente explícitas por lo que se recomienda discreción al abrirlas.

Los pacientes con esofagitis por reflujo presentan cambios endoscópicos e histopatológicos por lesión e inflamación de la mucosa del esófago.

Los hallazgos típicos de la esofagitis por reflujo en la endoscopia determinan un diagnóstico de ERGE con una especificidad del 90% a 95%.

Al menos el 50% de los pacientes con síntomas de reflujo tienen resultados normales en la endoscopia lo que se denomina ERNE o Enfermedad por Reflujo No Erosiva. Además, los síntomas de ERGE no se correlacionan con el grado de daño subyacente del esófago. Debido a estas observaciones, se recomienda actualmente iniciar tratamiento empírico antiácido en los pacientes con síntomas típicos de ERGE.

Hay varios sistemas de clasificación y determinación de la severidad endoscópica de la esofagitis erosiva por reflujo y las complicaciones asociadas.

Estos sistemas de clasificación han sido principalmente utilizados en ensayos clínicos para estudiar la eficacia de la terapia médica como tratamiento de la esofagitis por reflujo. Sin embargo, estos sistemas son útiles en la práctica clínica para la documentación de gravedad de la enfermedad.

En la actualidad, los sistemas más comúnmente utilizados son la clasificación de Los Ángeles y la clasificación de Savary-Miller, siendo este último utilizado principalmente en Europa. La clasificación de Los Ángeles tiene varias ventajas. En primer lugar, ha demostrado ser fiable, en pruebas de observaciones entre endoscopistas expertos y endoscopistas sin experiencia. En segundo lugar, al utilizar este sistema, la severidad de la esofagitis se ha demostrado que se correlaciona con el grado de exposición ácida esofágica determinada por monitoreo de pHmetria de 24 horas.

Se recomienda a los endoscopistas describir el grado de alteraciones endoscópicas ya sea mediante el uso de un sistema de clasificación aceptado o de una descripción detallada de los hallazgos endoscópicos.

Cuando se define en la endoscopia "esofagitis" se deben obtener muestras de biopsia en las siguientes circunstancias: pacientes inmunocomprometidos, ulceraciones irregulares o profundas, distribución proximal de la esofagitis, presencia de una masa o nódulo, estenosis irregular de apariencia maligna, sospecha de esófago de Barret.

En estas situaciones, las pinzas de biopsia o muestras de cepillo para citología son necesarias para excluir otros diagnósticos, incluyendo etiologías infecciosas y cáncer.

Históricamente, el seguimiento endoscópico para los pacientes con ERGE con esofagitis estaba reservado para los pacientes cuyos síntomas no responden al tratamiento médico, los que tenían esofagitis grave o una úlcera de esófago, o para aquellos que necesitan una biopsia adicional para aclarar el diagnóstico.

Recientemente se ha sugerido, sin embargo, que se puede repetir la endoscopia posterior a la terapia médica para observar curación de la mucosa en pacientes con esofagitis, específicamente para excluir el esófago de Barret.

 

Clasificación de Los Ángeles para ERGE

Grado A. Una o más lesiones de la mucosa menores a 5 Mm. que no se extiende a la parte superior de dos pliegues de la mucosa.

Grado B. Una o más lesiones de la mucosa mayores a 5 Mm. que no presentan continuidad entre la parte superior de dos pliegues de la mucosa.

Grado C. Uno o más lesiones de la mucosa que presenta continuidad entre la parte superior de dos pliegues de la mucosa, pero que implica menos del 75% de la circunferencia.

Grado D. Una o más lesiones de la mucosa que involucra al menos el 75% de la circunferencia del esófago.

 

Clasificación modificada Savary-Miller para ERGE

Grado I. Lesión erosiva individual o aislado, oval o lineal, que afecta un sólo pliegue longitudinal.

Grado II. Múltiples lesiones erosivas, no circunferencial que afecta a más de un pliegue longitudinal, con o sin confluencia.

Grado III. Lesión circunferencial erosiva.

Grado IV. Lesiones crónicas que incluyendo úlcera, estenosis, esófago corto, solo o asociado con lesiones de grados I a III.

Grado V. Epitelio columnar en continuidad con la línea Z, no circulares, en forma de estrella, o circunferencial, solo o asociado con lesiones grados I a IV.

FORMULARIO

Si tienes alguna duda ponte en contacto con nosotros